Al abordar el tema de cómo traducir a los clásicos, debemos recordar que no sólo estamos discutiendo posiciones teóricas, sino también estrategias pragmáticas que dan forma a la experiencia de individuos concretos. (J. M. Coetzee)

Auson. Epigr. 85

Si escribís los nombres de Lais, Eros, Itis y Chirón, después los de Eros e Itis de nuevo, y agarrás la primera letra de cada uno, vas a poder armar con ellas el verbo que practicás, maestro Euno. No puedo decir semejante procacidad en latín.

( leichei, transliteración de λείχει = yo lamo )

Lais Eros et Itys, Chiron et Eros, Itys alter
nomina si scribas, prima elementa adime,
ut facias uerbum, quod tu facis, Eune magister.
dicere me Latium non decet opprobrium.

No hay comentarios:

Publicar un comentario