Al abordar el tema de cómo traducir a los clásicos, debemos recordar que no sólo estamos discutiendo posiciones teóricas, sino también estrategias pragmáticas que dan forma a la experiencia de individuos concretos. (J. M. Coetzee)

Mart. 10, 90

Tu concha está vieja, Ligeya, ¿por qué te la depilás? ¿Para qué atizar las cenizas de un fuego en el que ya te estás cremando? Son detalles que quedan bien en las mujeres jóvenes, pero vos ya no podés esforzarte ni por parecer vieja. Creéme, Ligeya, no está bien que esas cosas las haga la madre de Héctor, sino su esposa. Te equivocás al pensar que lo que una pija ya no querría ni tocar sigue siendo una concha. Tené un poco de recato, Ligeya: no insistas en afeitarle la barba a un león muerto.

Quid vellis vetulum, Ligeia, cunnum?
Quid busti cineres tui lacessis?
Tales munditiae decent puellas
Nam tu iam nec anus potes videri;
Istud, crede mihi, Ligeia, belle
Non mater facit Hectoris, sed uxor.
Erras, si tibi cunnus hic videtur,
Ad quem mentula pertinere desit.
Quare si pudor est, Ligeia, noli
Barbam vellere mortuo leoni.
.

1 comentario: